jueves, 25 de octubre de 2012

MÍSTICOS Y TERRENALES.





 Místicos y Terrenales

·      Matiello ¿El Giuliani de Veracruz?

·      Objetivo: certificar un Veracruz seguro


Por: Marco Antonio Aguirre Rodríguez

 Arturo Mattiello Canales ha surgido como propuesta ciudadana para ser candidato a la Presidencia Municipal de Veracruz, impulsado por diferentes fuerzas políticas y sociales que han visto su trabajo tanto propugnando por la seguridad pública de Veracruz como impulsando diversas actividades de crecimiento social.
De AvcNoticias


 Y ante la propuesta Mattiello expresa su aceptación y menciona que su intención es muy sencilla: impulsar que se haga todo para que se certifique a Veracruz como una comunidad segura. Y esto lo hace la ONU, precisamente, y el Instituto Karolinska, de Suecia, que es el encargado de la designación del Premio Nobel de Medicina o Fisiología.

 Pero igualmente señala: si no soy yo el presidente municipal, que quien sea asuma el proyecto y que lo impulse; somos muchos los que estamos por que se haga todo para vivir en una ciudad segura.

 Arturo Mattiello también tiene la ventaja de que diversos militantes políticos de hace unos 20 años lo recuerdan con agrado por el trabajo que realizó como diputado, cuando apoyó causas y movimientos de diversas corrientes siempre que le parecieron buenas y encomiables.

 Incluso Mattiello cuando fue diputado, y aún después, trabajó para vincular a la UNICEF con diversas organizaciones para propiciar programas de esa institución internacional.

 Por lo pronto Arturo Mattiello ha recibido el acercamiento de militantes y dirigentes del PRD, el Movimiento Ciudadano y hasta de los grandes partidos que son ahora el PAN y el PRI.

 La propuesta es interesante, porque Veracruz ciudad, tan sólo, se convirtió en una gran zona de presencia delincuencial, la cual disminuyó después de la llegada de la Marina y su toma de la policía intermunicipal de Veracruz y los diversos operativos realizados.

 Pero la presencia de la Marina es un paliativo, porque no resuelve el problema de fondo.
 Arturo Mattiello dice estar dispuesto en cambio a empujar porque se trabaje en Veracruz para construir una zona segura y que se logre la certificación, la cual lleva 5 años para lograrse.

 En definitiva, quien inicie el trabajo no lo verá culminado, porque la presidencia municipal es de 4 años y no se admite la reelección, a menos que se haga otra reforma a modo para el último trienio del actual gobierno estatal.

 Si Mattiello logra la postulación, primero, y la presidencia municipal, después, y realiza el trabajo que se propone, podría convertirse en el Rudolph Giuliani de Veracruz.

 Rufdolph Giuliani fue el alcalde de Nueva York de 1994 al 2001, en una gestión municipal que le dio fama mundial porque logró que disminuyeran los índices de criminalidad de forma notoria en esa urbe.
 Según datos oficiales durante su periodo se redujo en un 65 por ciento el crimen general y los asesinatos en un 70 por ciento. Esto llevó a que el FBI declarase a Nueva York como la ciudad más segura de Estados Unidos.

 Giuliani no obtuvo el logro pactando con la delincuencia, ni aplicando acciones de fuerza pública permanentes, si no a través de lo que denominó la “Estrategia Policíaca Número Cinco”, la cual tenía como intención “reclamar los espacios públicos de Nueva York” y que se convirtió en modelo para otras ciudades del mundo.

 Arturo Mattiello en definitiva tiene un panorama bastante preciso de la situación de violencia que se vive en Veracruz, ciudad y estado, por su calidad de presidente del Consejo de Participación Ciudadana de la delegación de la PGR en Veracruz.

(Por cierto, y esto es como pregunta aparte para el Secretario de Gobierno y el Secretario de Seguridad Pública del estado, ¿porqué no se ha implementado ese Consejo en el estado?)
La importancia que tiene el tema de seguridad pública para el país se demuestra en que Enrique Peña trajo a Óscar  Naranjo, quien fue jefe de la policía de Colombia y quien logró una disminución de la violencia en su país.
Tanto en Nueva York, como en Colombia, la disminución de la criminalidad requirió de acciones sociales y políticas, más allá de los actos de fuerza policial para contener la violencia delincuencial.
La propuesta de Arturo Mattiello pues, no es descabellada, para una comunidad que mantiene fresco el recuerdo de la violencia y que aún vive en el miedo de ser presa de la delincuencia.

 Mattiello, de llegarse el caso, podría ser un buen presidente municipal de Veracruz porque además tiene una visión global de la situación del municipio.

 El planteamiento pues, es de considerarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada